Proyecto Educativo Institucional 2020-06-03T10:32:12+00:00

“Evangelizamos educando desde una entrega alegre”

La gestión de un Centro Educativo necesita de instrumentos que faciliten su labor y le den un sentido; de ahí la necesidad de una propuesta educativa que presida y englobe toda su labor en base a su identidad.

Este proyecto pretende unificar a los centros educativos promovidos por las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, que se definen como centros cristianos católicos con la misión de evangelizar según el carisma eucarístico, mariano y misionero heredado de María Emilia Riquelme, nuestra Fundadora.

El Proyecto Educativo Institucional se constituye en un proceso de reflexión y construcción permanente, identifica la institución y permite la participación de la comunidad educativa.

Queremos así definir y presentar el modelo educativo que ofrecemos a la sociedad y a la Comunidad Educativa de los Centros Missami.

Un Proyecto donde se integren los diferentes planes comunes y, sobre todo, integre educación y pastoral vocacional, desde la educación inicial hasta los niveles superiores.

El PEI pretende abordar los nuevos retos que tiene planteados la titularidad y muestra un dinamismo creciente en sus colegios que se expresa en:

  1. La redefinición del ideario de los centros y de su misión evangelizadora.

  2. La profundización en iniciativas estratégicas (misión educativa compartida, procesos de gestión pedagógica y administrativa, procesos de formación, selección y acompañamiento del profesorado y del personal, planificación educativo-pastoral, proyectos de innovación, de calidad educativa…).

  3. La búsqueda y potenciación de las mejores prácticas, fortaleciendo el encuentro de centros de la institución titular de la misma Delegación, el trabajo en común, y la participación de los centros.

La Congregación de las “Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada” establece en este documento su estilo educativo y el carisma de los centros educativos de su Titularidad.

 

Nuestro ideal es formar personas íntegras que, como Jesús lleguen a ser alimento, fuerza y consuelo para los hermanos, de manera voluntaria y alegre.

Lema: “Educamos en una entrega alegre y generosa”.

Nuestros centros se caracterizan por tener un Proyecto Educativo común, inspirado en el Evangelio, y marcado por una fe comprometida, que se encarna en la realidad. Jesucristo y su mensaje son para nosotros, el mejor proyecto de vida. Queremos presentarlos como expresión de nuestra identidad y vocación evangelizadora; en ellos se enraíza nuestro estilo de educación. Desarrollamos nuestro proyecto con una espiritualidad propia, heredada de María Emilia Riquelme y cuyos rasgos fundamentales son:

  1. Amor a Jesús Eucaristía como proyecto de vida.
  2. Amor y devoción a la Virgen Inmaculada, nuestro referente como Madre y modelo de vida.
  3. Sentido misionero: entrega voluntaria y alegre, a través de la gratuidad, servicio, acogida, amor desinteresado y disponibilidad, que se concreta en los diferentes proyectos solidarios y misioneros de los centros escolares.
  4. Clima educativo de familia en las relaciones, basadas en la cercanía, confianza, y sencillez.
  5. Acogida con total respeto a nuestros alumnos, amándolos tal como son, prestando mayor atención a los más necesitados a nivel, humano, material o espiritual; caminando a su lado para ayudarles a descubrir desde sí mismos la plenitud de su ser y la necesidad de esforzarse para conseguirla.
  6. Valoración, respeto, y defensa de la vida y de la dignidad de toda persona. “He venido para que tengan vida y vida en abundancia” (Jn 10,10)
  7. Sentido de responsabilidad con la misión educativa.
  8. Respeto y compromiso con la Naturaleza como “Casa común” y creación de Dios.

Los Centros Educativos de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, son centros educativos cristianos católicos, continuadores de la dimensión educativa del Carisma de Mª Emilia Riquelme, la Fundadora, insertos en nuestra sociedad y abiertos a todos, atendiendo especialmente a los más necesitados. Misión educativa orientada hacia el desarrollo integral de la persona. Educamos desde los valores evangélicos para lograr una fe comprometida.

Encuentra su razón de ser en el servicio a la sociedad y a la Iglesia, desde dos perspectivas:

Identidad cristiana: los Centros educativos Missami tienen

como finalidad la educación integral de los alumnos y alumnas, según la concepción cristiana del ser humano, del mundo y de la vida. Jesucristo y su mensaje, son para nosotros el mejor proyecto de existencia, por lo tanto expresión de nuestra identidad y de misión evangelizadora.

Identidad carismática: dentro de la Iglesia la beata María
Emilia Riquelme, nos señala un estilo educativo que brota de la vivencia eucarística, el amor a María y la acción misionera.

¿Quiénes somos?

  • Nuestros orígenes se fundamentan en la misión educativa fruto del legado de María Emilia Riquelme y de la presencia continua de la educación en la presente historia de la Congregación.
  • Familia educadora MISSAMI: Religiosas y laicos en misión compartida.
  • Dentro de la Iglesia Católica, al servicio de la Evangelización.
  • Encarnados en la realidad del mundo y de la comunidad.

¿A quién educamos?

  • A los niños y jóvenes y adultos de hoy.
  • Especialmente a los más necesitados.

¿Dónde educamos?

  • En los centros educativos de enseñanza reglada.
  • En Residencias Universitarias.
  • En obras sociales complementarias.

¿Cómo educamos?

  • Evangelizamos a través de la educación desde los valores que emanan de la Eucaristía, que nos invitan a ser, como Jesús, alimento, fuerza y consuelo para nuestros hermanos y de manera voluntaria y alegre.
  • Con un estilo propio, estilo Missami
  • Mirando al futuro con creatividad, audacia y esperanza.

MISIÓN:

Desde los inicios de la Congregación, en nuestra dimensión educativa nos proponemos desarrollar la dimensión cristiana de niños y jóvenes por medio de una educación integral, de acuerdo con una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo que los prepara para participar activamente en la transformación y mejora de la sociedad.

Religiosas y laicos compartimos la misión, según el estilo que caracteriza a nuestra acción educativa en unidad con la misión de toda la Congregación.

VISIÓN

A nivel personal pretendemos que el alumno consiga:

  • Un conocimiento adecuado de sí mismo que le ayude a valorarse positivamente.
  • Las competencias y aptitudes necesarias para el desarrollo pleno de su persona, libre, responsable y comprometida con su proyecto de futuro.
  • “Que integra los saberes, de la cabeza, del corazón y de las manos” (Christus vivit 222)
  • Sentido crítico que le ayude a discernir y a tomar opciones de acuerdo al Evangelio y la ética cristiana.
  • Desarrollo de la capacidad de trabajo personal y cooperativo, responsabilidad y esfuerzo personal.

A nivel social cultivamos:

  • El conocimiento, respeto a la diversidad y valoración de los otros, en espíritu de armonía, facilitando el diálogo, la empatía, comunicación y las relaciones interpersonales sanas.
  • La defensa y el profundo respeto por toda vida, por la persona y su dignidad y libertad.
  • El compromiso solidario y la apertura a todas las realidades interculturales de nuestro mundo para convertirnos en agentes transformadores de la sociedad.
  • Una visión crítica y optimista del mundo, atenta a la realidad y sus signos, en constante renovación e innovación de nuestras prácticas pedagógicas.
  • Integración de las nuevas tecnologías de una forma adecuada para el desarrollo del aprendizaje y la comunicación.

 

A nivel espiritual orientamos nuestra acción educativa a fomentar:

  • Que los alumnos experimenten su vida como un don con una vocación, abiertos la voz de Dios para descubrir su sentido desde la entrega a los demás.
  • La educación para la interioridad, fomentando la relación filial con Dios y a María que se proyecte en un compromiso evangélico dentro de la Iglesia, de amor fraterno y solidario,

en esperanza y alegría.

  • El conocimiento de Jesús de Nazaret y su Evangelio, como propuesta de una vida plena.
  • La coherencia entre fe y vida, iluminando el saber humano con los datos de la fe.
  • La experiencia cristiana para un mayor compromiso con el mundo.

 

VALORES

 

  • Iluminar con los criterios evangélicos la transmisión de valores humanos y cristianos.
  • Ambiente familiar y cercano entre todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  • Alto nivel de compromiso e implicación del profesorado con el Proyecto Educativo, complementado con la profesionalidad y sencillez en el trato.
  • Profesionalidad y cercanía del profesorado, unidos a un alto nivel de compromiso con el PE.
  • Colaboración e implicación de las familias en el proceso educativo de sus hijos.
  • Disponibilidad y colaboración de los alumnos, potenciando la constancia y el esfuerzo acorde a su nivel competencial.
  • Atención a la diversidad e integración de los alumnos: inmigrantes, socialmente desfavorecidos y de nueva incorporación.
  • Exigencia y alto nivel educativo.
  • Participación activa en campañas solidarias y misioneras.
  • Conexión con la sociedad a través de actividades extraescolares y complementarias.
  • Coordinación y trabajo en equipo.
  • Convivencia escolar armónica.
  • Respeto y cuidado del medio ambiente, como “Casa Común”.
 

El objetivo educativo primordial de nuestro proyecto educativo es la formación integral a nivel personal, social y transcendente, desde los valores de la Eucaristía.

6.1. Potenciar la misión evangelizadora de la Congregación a través de la educación.

6.2. Integrar el Proyecto de Pastoral en el proyecto educativo de los centros con el fin de ir creando una Escuela en Pastoral.

6.3. Impulsar la Formación del Personal que contribuya a la creación del estilo de educador MISSAMI con vocación de servicio, y preparado humana y profesionalmente para los nuevos retos de la sociedad actual.

6.4. Impulsar la innovación pedagógica y el trabajo en proyectos de nuestros centros a través de la propuesta de diferentes pedagogías y metodologías, con una visión humanista, científica y técnica, basados en valores y competencias, que capacite a los miembros de la comunidad educativa para transformar su entorno.

6.5. Definir y fortalecer la identidad, singularidad y estilo educativo, como centro perteneciente a los colegios de la Congregación de Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada.

6.6. Potenciar la relación de los centros de la misma delegación a través del intercambio de materiales, experiencias, buenas prácticas y estableciendo vínculos de hermanamiento entre los centros educativos.

6.7. Compartir la misión educativa entre los colegios estableciendo elementos comunes para todos los centros: misión y visión educativa común, redefinición y actualización del carácter propio, estilo del educador, criterios de selección del personal, criterios y objetivos de formación, proyecto de pastoral.

6.8. Lograr la formación integral de la persona humana, mediante un proceso de humanización y personalización que suscite en ella valores y actitudes para una opción cristiana de la vida, que la comprometa en el servicio a los hermanos y a la transformación de la sociedad.

 

PROYECTOS.

Introducción

  • Nuestras metodologías se fundamentan en las pedagogías de las corrientes actuales en la que se valora la formación integral de los alumnos, el aprendizaje de las competencias (Aprendizaje por competencias) necesarias de tal manera que el alumno construya su propio aprendizaje (Aprendizaje constructivista) en base a diferentes caminos, estrategias y habilidades (Inteligencias Múltiples).
  • En este proceso, es muy importante el estado emocional para tomar decisiones responsables (Educación Emocional); compartiendo el conocimiento y aprendizaje con sus iguales en el éxito común (Aprendizaje Cooperativo) y poniendo en valor el aprendizaje al servicio de los demás o a una causa solidaria y misionera (Aprendizaje Servicio).
  1. Inteligencias Múltiples.

La teoría de las inteligencias múltiples de Gardner pone de manifiesto que los alumnos tienen diferentes formas y caminos de llegar su nivel competencial, cada alumno destaca en unas determinadas inteligencias.

Las inteligencias que propone Gardner son: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal-cinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista.

El desarrollo de la teoría de las Inteligencias Múltiples, favorece poder educar a los alumnos en su diversidad y por lo tanto llegar a los más necesitados. (Una de nuestras señas de identidad).

  1. Inteligencia Espiritual.

El desarrollo de la Inteligencia Espiritual es propio de un centro católico y complementa las inteligencias anteriormente descritas. El desarrollo de la inteligencia espiritual educa en la interioridad y facilita el encuentro con Dios. Además da un sentido a nuestra vida y nuestras acciones, desde los valores evangélicos y carismáticos.

  1. Inteligencia Emocional/Educación Responsable (Fundación Botín).

El programa “educación responsable” financiado por “Fundación Botín” es un programa que pretende contribuir al desarrollo emocional, social y de la creatividad en los centros educativos. Se centra en la aplicación, desde las áreas curriculares, de una serie de recursos entorno a la literatura, música, arte y tutorías/religión.

El programa pretende ayudar a nuestros chicos y chicas a conocerse y confiar en sí mismos, comprender a los demás, reconocer y expresar emociones e ideas, desarrollar el autocontrol, aprender a tomar decisiones responsables, valorar y cuidar su salud, mejorar sus habilidades sociales, desarrollar la capacidad creativa y sobre todo adoptar una actitud positiva ante la vida.

  1. Aprendizaje basado en proyectos, problemas y retos.

El ABP permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real, contribuyendo de una forma activa en la transformación de la sociedad.

Son evidentes las mejoras en la capacidad de retener conocimiento por parte del alumnado así como la oportunidad de desarrollar competencias más complejas como el pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración o la resolución de problemas.

  1. Aprendizaje cooperativo.

“Más fuertes juntos”. Así se podría resumir de forma sencilla el aprendizaje cooperativo, una metodología que agrupa a los alumnos, estableciendo diferentes roles para que cada uno aporte lo mejor de sí mismo al proyecto común.

Trabajar en grupo, mejora la atención, la implicación y la adquisición de conocimientos. En el aprendizaje cooperativo el objetivo es común y se va a lograr si cada uno de los miembros realiza con éxito sus tareas individuales.

El aprendizaje cooperativo pone al servicio de los demás las propias capacidades, competencias e inteligencias; ayuda a trabajar en

comunión, convivir, conocer, acoger y valorar a los demás y su trabajo.

  1. Aprendizaje servicio.

El Aprendizaje Servicio supone compartir la misión de servicio y apertura a las realidades sociales del mundo y de los demás.

Supone un compromiso personal al servicio de la Comunidad, un compromiso basado en el respeto, el amor y la justicia.

El Aprendizaje Servicio ayuda a los alumnos a ver lo que podemos hacer por los demás y por este mundo, de forma creativa, con una mirada crítica y hacer nuestro el ideal de justicia social.

  1. Robótica Educativa.

La realización de proyectos de robótica otorga a los alumnos la capacidad de aprender importantes conocimientos, destrezas intelectuales y competencias a través de la construcción, programación y prueba de los robots. Durante este proceso el alumno se encontrará con conceptos relacionados con ciencias de la computación, matemáticas aplicadas, ciencias en general, trabajo en equipo, comunicación y aprendizaje cooperativo.

Se fomenta el descubrimiento, la invención y la resolución de problemas y retos mediante la creatividad y el aprendizaje constructivista por indagación.

Se fomenta la autoestima en la medida de que los alumnos van resolviendo los retos de forma escalonada.

  1. Gamificación.

La gamificación es una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados: sirve para absorber conocimientos, para mejorar alguna habilidad para recompensar acciones concretas… Es un término que ha adquirido una enorme popularidad en los últimos años, sobre todo en entornos digitales y educativos.

A través del juego educativo se intenta potenciar al máximo las habilidades de los alumnos a través de la experimentación y el juego, puesto que mediante la experiencia y la diversión es más fácil alcanzar aprendizajes más significativos y funcionales.

  1. Flipped classroom (Clase invertida).

Flipped classroom o aula invertida es un modelo pedagógico que consiste en invertir el orden de la educación tradicional, trasladando la instrucción a casa. ¿Con qué fin? Optimizar el tiempo en clase dedicándose, por ejemplo, a atender las necesidades especiales de cada alumno, resolver dudas, desarrollar proyectos cooperativos o trabajar por proyectos.

Además fomenta el aprendizaje más profundo y significativo desarrollando capacidades en los alumnos de nivel de complejidad superior (aplicar, analizar, evaluar y crear).

  1. Pensamiento Visible.

Pensamiento visible es un proyecto de desarrollo didáctico que propone una serie de protocolos sencillos de trabajo para el aula (llamados “rutinas”) para fomentar el pensamiento profundo desde niños de infantil hasta el final de la escuela secundaria.

La clave de este proyecto es la construcción de una “cultura del pensamiento” en el aula y sostenida por toda la escuela. A través de herramientas muy simples y con actividades breves, se busca el desarrollo de la curiosidad, la comprensión profunda.

  1. Proyecto Musicales.

El proyecto musical es algo más que un musical, sin lugar a dudas. es un camino largo lleno de retos y dificultades, pero un aprendizaje muy gratificante cargado posibilidades.

Un musical no solo es una puesta en escena final, pero sí es un resultado de pequeñas escenas de vida que llenan durante todo un curso escolar todos los rincones de un colegio.

Un musical es un producto que se nutre de programaciones y de pequeños proyectos de áreas, donde la Comunidad Educativa trabajan en la construcción de un proyecto común que hace brotar la pertenencia a la propia Comunidad. El musical es el lugar donde germina el compromiso, la vida el coraje, la alegría y la ilusión.

ESTILO DEL EDUCADOR MISSAMI.

El estilo del educador Missami se desprende del proyecto común que tiene como objetivo educar desde valores evangélicos y carismáticos.

Desde estas afirmaciones, se fundamenta la identidad del educador que comparte misión en nuestros colegios, entendiendo por educador, el personal docente y el personal de administración y servicios y que de una manera u otra está en contacto con los niños, adolescentes o jóvenes, todos formamos parte de la misión educativa compartida.

Podemos establecer cuatro ámbitos relacionados con el estilo del educador Missami: personal, profesional, cristiano y carismático

DIMENSIÓN PERSONAL

El educador será una persona coherente, respetuoso, entregado, con estabilidad emocional y dispuesto a servir con sencillez.

Indicadores:

– Actitud positiva y capacidad de convivencia.

– Emocionalmente estable.

– Con profundo amor a la vida y que valora la dignidad de toda persona

– Ama su profesión (vocación educadora) y la considera

una misión.

– Con empatía, tolerancia y respeto amando a los

alumnos.

– Comprometidos, dispuestos a la acogida y la entrega.

– Comunicativo, con relación fluida y constructiva con las familias.

 DIMENSIÓN PROFESIONAL.

Creativo, comunicativo, innovador y responsable.

 

Indicadores:

– Responsabilidad y compromiso en la tarea educativa.                                                                                                                             – Guías, acompañantes del proceso educativo de los alumnos, transmitiendo seguridad y confianza, ayudándoles eficazmente a sacar lo mejor de cada uno.

– Capacidad de trabajo en equipo cooperativamente, compartiendo experiencias y ayudándonos en la labor educativa.

– Creativos y comprometidos con la formación, innovación y mejora continua.

– Competente digitalmente.

– Abiertos a las nuevas tendencias y en formación continua.

DIMENSIÓN CARISMÁTICA.

Sencillo, espíritu de servicio, sensible a la eucaristía, con amor a María y celo misionero, comprometido con el proyecto Educamissami.

Indicadores:

– Fundamenta su labor desde una entrega alegre y voluntaria.

-Es sencillo y cercano, tiene espíritu de servicio
– Respeta, se identifica y está comprometido con el

proyecto educativo de cada Centro y con el Proyecto

Educativo Institucional.

– Participa en la visión y misión compartida.

DIMENSIÓN CRISTIANA

Evangelizador, dar testimonio de vida y comprometido con el Proyecto de Pastoral.

Indicadores:

– Abierto a la dimensión espiritual y al mensaje cristiano.

– Defiende, cuida y valora el tesoro de la vida en todas sus

dimensiones.

– Promueve una sensibilización por el cuidado de la

“Casa Común”, la naturaleza y el uso responsable de los recursos.

– Se involucra en el proceso de formación de sus alumnos,

especialmente en los más necesitados.

– Comprometido con el proyecto de Pastoral.

– Participa activamente en las campañas solidarias y misioneras.

DIMENSIÓN PERSONAL

  • Desarrollar la capacidad de trabajo la responsabilidad y esfuerzo personal.
  • Conocimiento y valoración de sí mismo.
  • Sentido crítico, reflexivo, libre en sus decisiones y autónomo

DIMENSIÓN SOCIAL

  • Conocimiento y valoración de los demás y sus diferencias.
  • Respeto a la diversidad como complementariedad y riqueza.
  • Capacidad de convivencia y de trabajo en equipo
  • Compromiso solidario, de servicio y apertura a las realidades interculturales de nuestro mundo.

DIMENSIÓN TRASCENDENTE

  • Que descubra como horizonte de vida a Jesucristo y su Evangelio.
  • Vivencia de la fe cristiana para un mayor compromiso con la transformación y mejora del mundo.
  • Defensa y respeto profundo de la vida y la persona
  • Conocimiento de la vida de la beata María Emilia.